Nuestro BLOG

31/01/2013

La lucha intestina que enfrenta a la dirección de la cárcel llanerense de Villabona y a los promotores de la Unidad Terapéutica y Educativa (UTE) vivió ayer su último episodio: un acto de conciliación celebrado en el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Oviedo en el que el demandado, Esteban Suárez, director de la prisión, aceptó indemnizar al coordinador de la UTE y demandante, Faustino García Zapico, con 1.500 euros. La indemnización, «por daño moral», llega después de que García Zapico se querellase contra Suárez por injurias toda vez que el máximo responsable del centro penitenciario publicó en el tablón de anuncios de la cárcel una 'Nota informativa de la dirección para todo el personal' en la que hablaba de «un liderazgo autoritario» y de «una posición totalmente sectaria». De manipulaciones, enredos, «líderes mesiánicos» y «proyectos personalistas para satisfacer el propio ego».

Una nota que ayer tuvo que ser sustituida por un escrito de rectificación en el que Esteban Suárez reconoce «un ataque directo y frontal al honor del trabajador de este centro Faustino García Zapico» y le pide «excusas públicas».

Es el último triunfo de Zapico, respaldado por UGT y que también ha cosechado el apoyo de PSOE, IU y UPyD, que acordaron dirigirse al Gobierno central para pedirle que garantice la continuidad de la Unidad Terapéutica. Poco antes, en diciembre, fueron autoridades, familiares y amigos de los internos -a cuya asociación donará el coordinador de la UTE los 1.500 euros- quienes hablaron de «hostigamiento», «involución», «envidia» y «estrechez de miras» de los mandos de la prisión asturiana con respecto a los módulos libres de droga.

El director de Villabona, que también debe pagar las costas de abogado y procurador, había mostrado su oposición a ampliar la Unidad alegando que la oferta de plazas es «más que suficiente» y que hay que «corregir muchas de las actuaciones que se venían llevando a cabo por los profesionales amparadas en la concesión de una cierta autonomía de funcionamiento y en una percepción errónea de su líder, Faustino, de que puede hacer y deshacer a su antojo».

13/12/2012

A través del proyecto 'Dispositivo de acceso para los jóvenes' a lo largo de un año estos jóvenes tantearán sus intereses laborales, definirán un proyecto profesional y llevarán a cabo las acciones necesarias para lograrlo.

Gracias a la colaboración de 'la Caixa', Fundación Adsis despliega un proyecto de orientación y acompañamiento a la inserción laboral a 40 jóvenes que presentan situación de vulnerabilidad social y de acceso al mercado de trabajo.

Durante un año estos jóvenes tantearán sus intereses laborales, definirán un proyecto profesional y desarrollarán, con el apoyo del equipo de orientadores del área laboral de la Fundación, las acciones y estrategias necesarias para aproximarse y alcanzar los retos profesionales marcados.

Además, habilitaremos un espacio de estudio para cursar la ESO en la modalidad de e-learning, con 15 jóvenes que formen parte del proyecto.

En definitiva, buscamos mejorar las oportunidades y aumentar el nivel de empleabilidad de estos 40 jóvenes.

See video
13/03/2012

Documentos TV emite "Aprendiendo a vivir en libertad", un documental que nos sumerge en la Unidad Terapéutica y Educativa de Villabona (Asturias); un modelo alternativo a la prisión convencional, que se basa en la comunicación y corresponsabilidad entre dos colectivos históricamente enfrentados: internos y profesionales penitenciarios.

La UTE nació en 1992, en la antigua prisión de Oviedo, con 15 internos. Hoy tiene 500 entre hombres y mujeres, que conviven en un modelo mixto, aunque están prohibidas las relaciones de pareja.

Transformar la prisión

En la UTE funcionarios y presos trabajan en un objetivo común, que consiste en transformar la prisión para que pase de ser una escuela de delincuencia, dominada por la toxicomanía, a convertirse en un espacio educativo. Trabajadores sociales, maestros, educadores, psicólogos y monitores ocupacionales forman parte activa del proyecto. El traslado de otros módulos de la cárcel al de la Unidad Terapéutica y Educativa es siempre voluntario.

El respeto por las normas, el aseo diario, el fomento de los buenos hábitos y las actitudes positivas forman parte del proyecto en el que no hay lugar para drogas, agresiones o armas. Está prohibido comunicar o tener correspondencia con ninguna persona vinculada con el mundo de la droga o la delincuencia. Todos estos requisitos son obligatorios para los internos que deseen integrarse en la UTE. El incumplimiento de las normas supone la expulsión o el abandono del programa de reinserción.

Organigrama horizontal

‘Todos los días nos reunimos el equipo multidisciplinar que trabajamos en la UTE y valoramos las incidencias y problemas, luego nos vemos con los representantes de los internos’, dice Faustino García Zapico, educador y coordinador de la UTE.

El organigrama de funcionamiento de la unidad es horizontal, no hay mandos. "El cajetín de las llaves está abierto. Nosotros las gestionamos y también gestionamos los cambios de celdas, siempre con permiso del equipo", dice Arturo, un interno de apoyo.

Además de las evidentes ventajas de convivencia y trato con respecto a una prisión convencional, la pertenencia a la UTE es valorada positivamente por los jueces. "Si se reconoce que está sometido a un tratamiento y la evolución es buena, pues a lo mejor la petición de pena es menor", dice José Perals, fiscal antidroga del Oviedo. El centro cumple la finalidad de prevención y rehabilitación, como está garantizado constitucionalmente.

17.000 adolescentes, estudiantes de cuarto de secundaria, han asistido durante estos años a los programas de prevención en el consumo de alcohol y otras drogas, impartidos por la Unidad Terapéutica y Educativa dentro y fuera de la prisión.

See video
25/01/2011

Miguel tiene 33 años y lleva diez en prisión, los dos últimos en la UTE (Unidad Terapéutica y Educativa) de Villabona (Gijón). Hace 5 meses que durante el día asiste al Centro Terapéutico Extrapenitenciario (centro de Día) de Fundación Adsis en Asturias. Miguel nos cuenta su historia de lucha y sus esperanzas de futuro.

En el centro de día abordamos los procesos de deshabituación psicológica y de inserción social y laboral para que la persona adquiera recursos (hábitos, habilidades, valores, capacitación para el empleo, relaciones, vivienda...) que permitan su incorporación social normalizada y autónoma. Para ello elaboramos itinerarios integrales e individualizados para cada participante, trabajando todos los aspectos que configuran la vida de la persona. Esto lo hacemos a través de 5 áreas: de desarrollo personal, de competencia social, de acompañamiento familiar, de inserción laboral, y de asesoramiento jurídico.