Nuestro BLOG

03/10/2016

Los días 5 y 6 de octubre tendrán lugar las XVIII Jornadas Municipio y Drogodependencias en el Auditorio Palacio de Congresos Príncipe Felipe de Oviedo, organizadas por la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Oviedo a través del Plan Municipal sobre Drogas.

Esta cita anual pretende ser un espacio de análisis, reflexión, participación e intercambio de experiencias para todas aquellas personas interesadas en el fenómeno de los consumos de drogas y las drogodependencias.

Centrada en esta ocasión en la prevención de drogodependencias desde una perspectiva de educación para la salud global e integradora y bajo el lema Prevención: ampliando la visión se plantea un espacio de reflexión e intercambio de experiencias en cuestiones relacionadas con el trabajo sobre factores de protección (afectividad, comunicación, gestión emocional, apego y vínculo seguro, etc.)  y la detección precoz e intervención temprana con menores y familias.

03/11/2014

La Mesa del Tercer Sector en el Principado de Asturias se ha constituido en un acto celebrado ayer en Oviedo, en el que se ha destacado su vocación de organización unitaria de interlocución social y vehículo de cohesión y de solidaridad.
 
La Mesa está compuesta por cinco destacadas organizaciones de carácter social: Cáritas Asturias, Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad del Principado de Asturias (CERMI Asturias), Comité Autonómico de la Cruz Roja Española en Asturias, Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) y la Red de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en Asturias (EAPN AS).

La constitución de esta entidad parte de la necesidad de conseguir una sociedad civil solidaria suficientemente articulada para la defensa solvente de los valores sociales y los intereses de las personas y grupos más desfavorecidos.

En este escenario emerge con fuerza el poder de la sociedad civil organizada en torno a un proyecto conjunto con cohesión interna, estrategia común y capacidad real de interlocución, influencia y corresponsabilidad.

La Mesa del Tercer Sector del Principado de Asturias se fundamenta en los mismos principios constitucionales de la Plataforma del Tercer Sector y contribuye a la articulación real y efectiva que se está haciendo en el territorio. A ella se suman las ya constituidas: Mesa del Tercer Sector de Andalucía, Plataforma del Tercer Sector de Extremadura, Plataforma del Tercer Sector de Aragón y Plataforma del Tercer Sector en la Región de Murcia.

Entre sus objetivos, destaca el fomento del compromiso comunitario, el valor de la solidaridad y la lucha contra la pobreza, la marginación, la desigualdad y la discriminación, promocionando la participación plena, la inclusión y la cohesión social de todas las personas que lo integran.

Así, nace con la vocación de ser una organización unitaria de interlocución social, fuerte y cohesionada de amplio espectro representativo, con capacidad de influencia y desarrollo de un profundo diálogo civil y social con los poderes públicos, los agentes sociales, el mundo empresarial, los grupos mediáticos y el conjunto de instituciones relevantes de la comunidad autónoma.

Asimismo, la Mesa busca reforzar la cohesión interna y la identidad como sector, la inter-cooperación y la gestión eficiente de lo social implementando mecanismos de colaboración y sinergias que permitan servicios compartidos.

Sobre la Plataforma:

La Plataforma del Tercer Sector en España se constituyó el 10 de enero de 2012 como una entidad sin ánimo de lucro que pretende defender el valor de lo social desde una voz unitaria, a la vez que intenta promover soluciones en favor de los colectivos más desfavorecidos, proteger los derechos sociales e impulsar la igualdad entre las personas.

Fue fundada por siete de las organizaciones más representativas en el ámbito de lo social: Plataforma del Voluntariado de España (PVE),  Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión social en el Estado Español (EAPN-ES), Plataforma de ONG de Acción Social (POAS), Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Cruz Roja Española, Cáritas y la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE)

20/10/2014

En el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, las ONGs pertenecientesque a la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en Asturias (EAPN- AS) de la forma parte Fundación Adsis,  se concentraron en el Paseo de los Álamos de Oviedo dando lugar a la lectura del siguiente manifiesto: 

Oviedo, 17 de octubre de 2014 .

En 2014 hemos asistido a una precarización de las condiciones de vida de una parte importante de la sociedad española y a un dramático agravamiento de la situación las personas más vulnerables, en un continuo sostenido en el tiempo desde el inicio de la crisis. El azote de las políticas de austeridad ha empujado a millones de ellas a la pobreza y la exclusión social, empobreciéndonos colectivamente.

Del mismo modo, la pobreza afecta a 120 millones  de  personas  en la Unión Europea. Y  en el mundo 1.400 millones de personas sufren pobreza extrema y casi 1.000 millones sufren hambre y no tienen acceso al agua potable y otros servicios básicos como la salud y la educación. El último informe de Desarrollo Humano del PNUD denuncia el indecente aumento de la desigualdad: las 85 personas más acaudaladas del mundo acaparan la misma riqueza que las 3.500 millones más pobres, la mitad de los habitantes del planeta.

No podemos pedir paciencia a quien no puede esperar. No sólo son necesarias medidas paliativas de emergencia, sino políticas garantizadas de protección social. Más de 12 millones de personas en situación de pobreza y exclusión social en España (el 27,3 % de la población a nivel nacional y el 21,8 % de la población asturiana) tienen derecho a un compromiso serio de los poderes públicos, y queremos subrayar que esta es una problemática que no sólo les afecta a ellos y ellas, sino a todos y todas: como sociedad tampoco podemos esperar.

Es el momento de hacer una apuesta decisiva por las personas, que éstas sean el eje vertebrador del desarrollo económico y social, más allá de las cifras macroeconómicas y de políticas dirigidas a defender los intereses de la minoría. La sociedad civil en su conjunto es la transmisora de este cambio social, que ha de tener un reflejo político que conduzca a una sociedad más justa y cohesionada, donde todas las personas tengan cabida.

Necesitamos una estrategia contra la pobreza que contemple medidas dirigidas a la garantía de renta de las personas, acciones de activación económica y el empleo digno, así como medidas de apoyo a los procesos de inserción y políticas públicas de cooperación internacional, que en Asturias se traduce en el desarrollo y ejecución de la Agenda Social Asturiana y en la elaboración de un Plan Autonómico de Inclusión Social a corto, medio y largo plazo. En definitiva, necesitamos acciones globales concretas que cambien la realidad de quienes sobreviven en situaciones precarias. La CODOPA lleva años reivindicando políticas globales que garanticen los derechos humanos, sociales, culturales y económicos de la ciudadanía, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Igualmente desde EAPN, ya hemos instado a nuestros representantes políticos a que firmen un Pacto contra la pobreza a todos los niveles. Sólo queda asumirlo y actuar en consecuencia.

Tras más de seis años de crisis económica y social, ha llegado la hora de reivindicar con más fuerza un cambio político y social, que sitúe a las personas en el centro de la agenda política, y así contribuir a la realización de nuestro mayor reto: una sociedad libre de pobreza y exclusión.

30/05/2014

Organizaciones sociales que actúan en el ámbito penal y penitenciario del País Vasco y Navarra, en tre las que se encuentra Fundación Adsis Bestalde, se han organizado en clave de red con el propósito de llevar la realidad penitenciaria a la agenda política y a la sociedad.

El objetivo es promover un abordaje del tratamiento penal y penitenciario centrado en la persona como sujeto de derechos y en sus posibilidades de resocialización. Se trata de influir en las políticas sociales para atender  las necesidades de las personas que están privadas de libertad.

Entidades:

Sidálava, Bidesari, Etorkintza, Fundación Adsis Bestalde, Cruz Roja Gurutze Gorria, Arrats, Fundación Guizakia, Susterra, Sare, Iresg, Adap, Zubietxe, Oiolaetxea Elkartea, Zubia, Salhaketa.

14/10/2013

Uno de cada cinco asturianos sufrirá una enfermedad mental a lo largo de su vida, prevé una encuesta de Sanidad

Uno de cada cinco asturianos sufrirá una enfermedad mental a lo largo de su vida, según desvela una reciente encuesta llevada a cabo por la Consejería de Sanidad del Principado. El informe cifra en el 19,9 por ciento la porción de la población adulta de la región en riesgo de mala salud mental, una tasa ligeramente inferior a la nacional, situada en el 21,3 por ciento. Con la edad, precisa la encuesta, esta amenaza se incrementa de manera sustancial en las mujeres: hasta cerca de un tercio de las mayores de 64 años presenta riesgo de deterioro psíquico. En el caso de los varones, el porcentaje más alto se da en edades medias: el 16 por ciento en la franja de 30 a 44 años.

Según los datos de Sanidad, a lo largo del año pasado 10 de cada 1.000 personas mayores de 15 años y 14 de cada 1.000 niños menores de 14 años fueron atendidos por primera vez en las consultas especializadas de salud mental del Principado. Las autoridades sanitarias alertan del elevado consumo de fármacos tranquilizantes y antidepresivos.

Asturias se sumó ayer a la celebración del "Día mundial de la salud mental" con varios actos. Uno de ellos, desarrollado en Oviedo, contó con la participación del Gobierno asturiano, el Ayuntamiento de Oviedo y la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Asturias (Afesa/Feafes). Julio Bruno, director general de Salud Pública, alertó de los efectos negativos que el recorte de los recursos destinados a la ley de Dependencia acarrea tanto para los enfermos psiquiátricos como para sus familias.

"No es sólo la crisis, sino también determinadas decisiones políticas lo que perjudica a este colectivo", subrayó Bruno en alusión crítica a los recortes aplicados por el Ejecutivo central.

El responsable de Salud Pública reclamó que las modificaciones del Código Penal no generen "discriminaciones" hacia las personas aquejadas de dolencias mentales a base de achacarles "mayores suposiciones de peligrosidad".

Belén Fernández Acevedo, concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Oviedo, manifestó a Afesa la disposición del Consistorio ovetense de acelerar los trámites para ampliar el centro de apoyo a la integración de La Corredoria, medida que también redundará en una mejora de los locales que Afesa emplea para sus actividades y tareas de gestión.

Daniel Rodríguez, presidente de Afesa, reclamó que las políticas de salud mental queden al margen del debate partidista y de las controversias entre las diversas escuelas de psiquiatría. "Necesitamos el apoyo de todos", subrayó Rodríguez.

Por la tarde, el nuevo director de Servicios Sanitarios del Servicio de Salud del Principado (Sespa), José María Fernández, expuso las líneas generales del plan de salud mental para el período 2013-2017, que prepara la Administración regional. Entre otras líneas estratégicas, pretende reforzar la atención a los trastornos psíquicos más graves, como la depresión, el suicidio y la salud mental infanto-juvenil. Asimismo, se propone "reducir la carga de medicalización de la enfermedad mental desde un enfoque comunitario de la atención a la enfermedad", así como "introducir procedimientos que impliquen a los ciudadanos en las decisiones sobre su proceso terapéutico".

18/09/2013

«Lo que está ocurriendo en la cárcel de Villabona es escandaloso. Están desmantelando un modelo de reinserción que ha sido referente en España en los últimos veinte años y que ha logrado exportar esa metodología de trabajo a otras 30 unidades de 18 cárceles del país». Julio Bruno, director general de Salud Pública de la Consejería de Sanidad no esconde su enfado ni su indignación por lo que «está pasando de puertas adentro» en la prisión asturiana. Porque, pese a las declaraciones de la última semana del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, asegurando que «la UTE sigue adelante», Bruno asegura que «una cosa son las palabras y otras muy distintas, los hechos». Y los hechos, según este responsable, son que la dirección de la prisión y el Gobierno central «están desmontando la UTE porque no creen en la reinserción de las personas, algo que escandaliza, sobre todo viniendo de una persona como el ministro que se define como cristiana».

  • Principado y partidos políticos, a excepción del PP, acusan a la dirección de la prisión de desmontar el modelo. La cárcel y el Gobierno lo niegan
  • La Unidad Terapéutica de Villabona vive tiempos convulsos tras años de ser referente en España

Asegura el director de Salud Pública que la cúpula de Villabona ha iniciado un ataque frontal contra el modelo que en 1992, y de forma pionera en España y casi en el mundo (ha sido visto con buenos ojos por países como Colombia o Irlanda), se implantó en Asturias de la mano la llamada Unidad Terapéutica y Educativa (UTE). Fueron «inicios difíciles» en la antigua prisión de Oviedo, cuando el educador Faustino García Zapico y la trabajadora social Begoña Longoria González comenzaron, junto con un pequeño grupo de internos, «a intervenir para cambiar una realidad hostil dominada por la toxicomanía y la subcultura carcelaria».

Pero, ahora, «están modificando los criterios de acceso a estos módulos, poniendo trabas al personal educativo que allí trabaja y alterando toda su metodología de trabajo. El modelo de la UTE se basa en criterios de recuperación de los valores, cuando la dirección de la prisión lo que quiere es volver al sistema represivo», resume Bruno, al que en diciembre pasado el centro penitenciario le prohibió celebrar en Villabona el Día Mundial del Sida, como venía haciendo el Principado desde hacía años.

Los resultados que muestra la Unidad son incontestables: desde su puesta en marcha, hace 21 años, la UTE de la prisión asturiana «ha logrado la reinserción de 1.200 personas». Los datos que maneja la Consejería de Sanidad del Principado señalan, por ejemplo, que, en 2011, «se habían conseguido 169 excarcelaciones y en 2012, 114». Además, los funcionarios que hacen labores de vigilancia tienen opción de promocionar como educadores de la UTE, algo que la dirección ha frenado, denuncia Bruno.

Actualmente, son 462 personas, menos de la mitad de los reclusos de Villabona, las que están en alguno de los cinco módulos de la Unidad Terapéutica y Educativa, a la que se accede siempre de forma voluntaria. Se trata de un «espacio libre de drogas» en el que «las pautas son muy claras» -desde la obligatoriedad de ducharse todos los días hasta no llevar piercings-, pero que «funciona con una estructura horizontal» y con los mismos recursos que un módulo al uso», explica Rosa Fernández, al frente de la Asociación de Familiares y Amigos de la UTE, que ha conseguido reunir en muy pocos días alrededor de 2.000 firmas de respaldo a través de la organización de defensa de los derechos humanos Avaaz.

Hoy, dos décadas después de aquellos inicios complicados, la Unidad atraviesa por uno de los momentos más convulsos de su historia, con recortes de personal que ya han denunciado todos los grupos políticos «a excepción del Partido Popular». Izquierda Unida y UPyD han llegado, incluso, a reclamar la destitución del director de la prisión, Esteban Suárez.

Y, mientras los familiares hablan de «hostigamiento», «involución», «envidia» y «estrechez de miras» de los mandos de la prisión «con respecto a estos módulos libres de droga», el responsable del centro guarda silencio. EL COMERCIO ha querido recabar su opinión, pero Suárez ha rehusado hacer declaraciones. Su única manifestación ha sido a través de una circular dirigida al personal de la cárcel en diciembre pasado, en la que argumentaba el porqué de su oposición a ampliar las UTEs, una medida que considera «innecesaria».

Según explicó entonces el director de la cárcel, la oferta de plazas en los módulos terapéuticos es «más que suficiente para la población actual». Cree Esteban Suárez que primero «hay que corregir y mejorar muchas de las actuaciones que se venían llevando a cabo por los profesionales de las UTEs, amparadas en la concesión de una cierta autonomía de funcionamiento y en una percepción errónea de su líder, Faustino (García Zapico, responsable de la UTE), de que puede hacer y deshacer a su antojo». Además, Suárez reconoce que su apuesta pasa por potenciar los llamados Módulos de Respeto, una fórmula que se rige por un sistema de puntos, encargando las tareas más penosas a quienes tienen menos puntuación.

En esa nota, el director de Villabona advertía que «si algún trabajador de este centro pretende imponer otra política penitenciaria debería pensar en solicitar una excedencia y fundar una ONG y no dedicarse a enredar en una institución pública como ésa, en la que no caben proyectos personalistas para satisfacer el propio ego y que lo que menos necesita es líderes mesiánicos». El cruce de acusaciones acabó en una demanda por injurias que ganó Faustino García Zapico, al que Villabona tuvo que indemnizar con 1.500 euros.

La polémica ha alcanzado ya al gran público, con la periodista Mercedes Milá como abanderada de la causa tras lanzar «un grito de socorro» en su programa televisivo, y unas familias que reclaman que se restablezca el funcionamiento del equipo multidisciplinar de la UTE, las cinco comisiones de servicio de educadores y la coordinación eliminadas, además de que se vuelva a autorizar la entrada de la abogada de la Fundación ADSIS, que «ha sido prohibida sin motivo».

Medalla de Plata en 2007

En contraposición a la UTE, la prisión promueve los citados Módulos de Respeto impulsados por el PP, en los que, según sus detractores, no se controla la entrada de estupefacientes. Todo lo contrario de lo que ocurre en las Unidades Terapéuticas, potenciadas por los gobiernos socialistas, en las que «la educación es fundamental, de forma que no hay nadie en ellas que no aprenda a leer y a escribir como punto de partida imprescindible, y donde todos los espacios están abiertos», dice Rosa Fernández. Nada de «chabolos cerrados» a cal y canto.

El problema en Villabona «es la utilización perversa que hace del Módulo de Respeto la dirección de la cárcel, haciéndolo competir con la UTE, otorgando los mismos beneficios por una actividad de mínimos que aquellas personas que en la UTE están trabajando con un compromiso de cambio personal que le supone un grandísimo esfuerzo», indican los defensores de la unidad.

En el fondo, se trata de dos modelos distintos de cárceles. Eso es lo que está en juego. Y, en opinión de algunos, la definición del futuro sistema penitenciario, amenazado por la privatización, denuncian los sindicatos. Reinserción frente a simple custodia.

La UTE de Villabona recibió en 2007 la medalla de Plata del Principado de Asturias, un premio que suponía un importante espaldarazo hacia un modelo penitenciario en el que desaparece el concepto de «vigilancia» y se sustituye por el de «resolución de conflictos». Se trata de una fórmula distinta a lo que ocurre en la prisión al uso, «donde en lugar de resolver esos conflictos simplemente se contienen».

«Otra cárcel es posible»

«La UTE es la prueba de que otra cárcel es posible», concluye Luis Manuel Flórez 'Floro', alma de Proyecto Hombre, en donde han continuado su proceso de reenganche en la sociedad 800 reclusos, calcula. Y que no entiende «que haya que estar defendiendo algo que no necesita defensa, avalado por tantos reconocimientos».

Un proceso «durísimo» por el que ha pasado J., que arrastraba como una losa más de 15 años de prisión por un centenar de condenas por robo y estafa cuando llegó desde el penal de Nanclares de Oca a la unidad asturiana, «el único sitio en el que se la cumple la Constitución, que dice que la cárcel es para rehabilitar a la gente», donde «no hay drogas y no se utiliza la violencia» y donde aprendió a «encarar los problemas y dejar el rencor». Hoy, con 46 años, lleva fuera cuatro. Sin consumir. Tiene novia y un trabajo. «Y tengo mi casa y mi vida, algo que ni siquiera podía pensar».

11/07/2013

El Arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, ha defendido este jueves el proyecto educativo de reinserción Unidad Terapéutica Educativa (UTE) de la prisión de Villabona al entender que es "una hermosa experiencia donde las personas son devueltas a la sociedad con la esperanza real de haber cambiado de vida".

"Yo ni puedo ni debo entrar en ciertas polémicas de carácter político de diverso signo que pueden hacer de la UTE una bandera demagógica para intereses de partido. Pero atestiguo el valor de la experiencia como tal, que ha conseguido no sólo salvar a las personas sino también a sus familias" señala.

Así de contundente se ha mostrado monseñor Sanz Montes en su carta semanal que lleva por título 'Estuve en la cárcel y me visitaste. A propósito de la UTE', en la que hace una defensa del proyecto de reinserción tras visitar la cárcel asturiana. A juicio del prelado, "es conocido su prestigio en España y fuera de nuestro país. Claramente iluminadora es la estadística de los presos reincidentes que acaban volviendo a la cárcel tras su puesta en libertad: basta comparar los que reinciden proviniendo de los módulos normales y los que provienen de las UTE".

"Cuando ves que hay gente realmente dispuesta a volver a empezar de un modo nuevo alejados de sus errores, con un sincero arrepentimiento que les lleva a intentar una vida distinta; cuando ves a funcionarios que creen en este modelo diverso de prisión; cuando ves a gente de Iglesia comprometida con la pastoral penitenciaria, entonces rompes una lanza por esta experiencia mientras deseo de que no se manipule ni se cercene por nadie esta posibilidad rehabilitadora", añade.